En septiembre de 2003 implementamos por primera vez el método Suzuki de forma optativa en Piccolo Giardino con clases de violín en nuestros niños mayores de 3 años. Este método japonés, desarrollado por Shasimi Suzuki hace treinta años es ya muy conocido y practicado en muchos lugares del mundo como Japón, Canadá, Estados Unidos y Europa. Apenas empieza a difundirse en México.


El método Suzuki se basa en que el niño es capaz de aprender la música de la misma forma que la lengua materna, y que el niño pequeño aprende por repetición. El saber tocar un instrumento desde el kínder es una oportunidad inigualable, ya que el niño que logra tocar una pieza músical en violín, difícilmente lo va a dejar en su vida. Con el violín el niño utiliza sus dos hemisferios cerebrales ya que necesita tanto de la parte técnica como de la artística y con esto sus conexiones neuronales producen ramificaciones y estructuras más fuertes. El niño desarrolla su psicomotricidad y aprende la música de forma natural, forma hábitos, se vuelve más comprometido, responsable y en consecuencia su autoestima se eleva.


Las clases de violín con método Suzuki se dan  de forma opcional en Piccolo Giardino, en pequeños grupos y en clases individuales.